24 septiembre 2007

Britney Spears no tiene paz.

Hace horas se dió a conocer el testimonio aportado en una causa por un ex-guardaespaldas de la cantante pop, que -como era de esperar- no la favorece en nada y pone en peligro la custodia de sus hijos por los excesos que habría cometido en varias oportunidades.

Barreto testificó en días pasados estar preocupado por la seguridad de los hijos de Britney, Sean Preston y Jayden James, porque “no es buena madre, tiene problemas mentales. Con sus drogas y abuso de alcohol, su casa no es lugar seguro para los niños”.

Parece que el ex-seguridad de Britney se refirió a varias noches de descontrol de la susodicha, en especial cuando se encontraba con un tal Howie Days, quien era su compañero de noches de descontrol.

Claro que el gordo encargado de la "seguridad" dijo que en varias oportunidades...
“Ella (Spears) se encontraba en un estado terrible, sudando y temblando, sus pupilas se veían enormes, pensé que estaba muriendo” aunque después la trasladaban a los shows como si nada hubiese pasado y no perdió la oportunidad de hacer decla - raciones a varios medios de prensa. Hay que mantener esa pancita ahora que se quedó sin laburo.

Mas allá de que sea verdad o no lo de los excesos, creo que con declarar ante la justicia hubiera sido suficiente. Pero siempre hay gente dispuesta a hacer leña del árbol caído,no? Y más si se puede ganar unos billetes vendiendo intimidades a los medios...

Barreto, borrate. Sos un berreta, buchón!!!

Technorati Tags:, , ,

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal