25 julio 2007

Volvió el Tranvía.


Las nuevas formaciones miden 32,52 metros, tienen cinco módulos con 48 asientos
fijos y 16 plegables, y una capacidad para 350 pasajeros. Además, son alimentadas
con corriente continua de 750 V y alcanzan una velocidad de 80 km/h.

Ambos tranvías cuentan con un novedoso sistema para circular por cruces sin
barreras, que permite accionar los semáforos desde las formaciones. El servicio

funcionará de lunes a sábado, de 8 a 23, y los domingos y feriados, de 9 a 22.

El recorrido durará 10 minutos y tendrá una frecuencia de 15 minutos. El costo del
pasaje sería de 70 centavos.


La inauguración del tranvía estaba prometida para enero de este año pero, como

casi todo en en Argentina, se dilató hasta ayer.

Esperemos que no pase como con el premetro, que por inseguridad los maquinistas
se niegan a trabajar porque son asaltados todo el tiempo.

Esperemos que no hagan paros sorpresivos como los maquinistas de Subterráneos
que nos dejan sin poder volver a casa aprovechando los paros de transporte para
pedir aumentos y cagarnos la vida a todos.

Esperemos que no dejen de andar por la crisis energética que sufre el país por la
cual no te podés comprar una puta estufa.

En fin: estamos en Argentina!

Los primeros tranvías a caballos comenzaron a correr por las calles de Buenos
Aires en el año1863, al principio como complemento de un ferrocarril y luego,
desde 1870, específicamente como transporte urbano.

Buscando en la web me enteré que el inventor del tranvía eléctrico fué un tal

Ernst W. von Siemens (sí, el de los teléfonos) en 1881, y que el primer tranvía
que funcionó en Argentina lo hizo en la ciudad de La Plata en 1892.

El 22 de abril de l897 se inauguró un servicio de tranvía eléctrico, que recorrió la
avenida Las Heras desde Canning hasta los portones de Plaza Italia. Según cuentan
cronistas de la época, un distinguido grupo de invitados participó del primer viaje y
lo disfrutaron como si fuera una aventura, pues el vehículo se desplazaba a 30
kilómetros por hora; lo cual era una velocidad elevada para la época.

Un periodista de entonces publicó al respecto el siguiente comentario : Se trata
de un demoníaco armatoste, de un endiablado vehículo que devora las distancias
con una espantosa velocidad".



Por último les comento que el archi-conocido personaje del dibujante Caloi,
Clemente
no era más que la mascota de un personaje de una tira:
"Bartolo el maquinista" que nació en el 1973.

Bartolo era "motorman" o chofer de un tranvía y Clemente su mascota, quién fué
ganando popularidad con el correr del tiempo desplazando finalmente a su "dueño"
llegando a ser uno de los personajes de tira más populares del comic local.

Con Uds. el nacimiento de Clemente:

Etiquetas:

1 comentarios:

Anonymous Anónimo ha dicho...

Ojala ande.

7/27/2007 01:26:00 p. m.  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal