17 noviembre 2007

Del Guiness a la clausura

No todo lo que reluce es oro; prueba de eso es lo que le pasó al restaurant Serendipity 3 de New York que ofrecía nada más y nada menos que el helado más caro del mundo.

La exquisitez, que hasta ahora figuraba en el libro Guinness de los récords, lleva 28 clases de cacao, procedentes de 14 países diferentes, y cinco gramos de oro comestible de 23 quilates aparte de servirse en una copa de oro, que va adornada con diamantes, y su mezcla de cacaos va decorada con virutas del chocolate más caro del mundo, el denominado "La Madeleine au Truffe", de la bombonería Knipschildt.

Hasta ahí todo bien, salvo que una inspección de sanidad descubrió ratas y más de 100 cucara- chas vivas aparte de heces de roedores en algunos rincones del "exquisito" local neoyorquino, por lo que obviamente fué clausurado.

Ya no se puede confiar ni pàgando mil dólares por un helado.
A veces conviene comer en casa, que le vamos a hacer...

Technorati Tags:, , ,

Etiquetas: ,

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal