27 noviembre 2007

Vida Sana: 5 consejos básicos que no son para mí.



Aunque hace un tiempo estoy tratando de cuidarme más gracias al consejo de alguien que conocí, la verdad es que no me terminan de convencer ciertos estándares de lo que significa la vida sana.
Está bueno adelgazar y sentirse bien, pero tampoco soy un monje budista y hay cosas que -definitivamente- no voy a cambiar.

Vamos entonces con unos consejos "sanos" y mi posición al respecto:

1- Nada de fritos, prioriza la ingesta de verduras y frutas.

Si, claro. Que las verduras y las frutas las coman los monos en zoológico que para algo Dios los hizo. ¿de qué me vieron cara? ¿están locos? Gracias que me hago un licuado de banana y me quieren convencer de cenar un composé (?) de frutas. Ja!
Ah: Nadie me va a convencer de dejar de comer -aunque sea de vez en cuando- una milanesa con 2 (dos) huevos fritos. Sería sacrilegio.

2- El pescado debe ser la base de tu alimentación.

Estaba pensando eso. Y también, ya que estamos, vendo la quinta y no hago más asados.

3- La vida nocturna no es buena.

¿Y? A mí me dió grandes satisfacciones. Y así me casé mañana, pasado mañana estoy llendo a bailar con mi esposa a la rastra le guste o no le guste. Los que dicen eso es porque cuando salieron no conocieron buenas mujeres. Vaaaamos! ¿A quién no le gusta salir y volver al otro día después de haber estado de joda con los amigos?

4- Trabaja menos, descansa más.

Eso lo traté de hacer casi toda mi vida, pero no me dejaron. Aparte sino trabajo (o trato de hacer plata) ¿cómo hago para descansar? Y para rematarla las veces que no trabajé me aburrí...

5- Todo en su justa medida. Lo excesos son malos.

Ah, que inteligente! ¿No digas? Si estás en una despedida de soltero con tus amigotes y traen 5 baldes de champagne seguro que te vas a acordar de que "los excesos son malos". Tampoco soy un cura, hermano! Por ahí sí, a eso de las 9 de la mañana en la puerta del cabaret puedo llegar a pensar que me excedí, pero a esa altura ya es tarde y tengo que ver cómo llego a casa porque mis amigos se fueron y no sé en qué gasta la plata.

En fin, hay muchos consejos más pero con eso basta por hoy. Los dejo porque tengo clase de Yoga, después un cursito de Feng-Shui y a la noche me voy a ver a una japonesa que hace masajes eróticos. Suerte.

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal