12 septiembre 2007

Soy un bicho raro.

Han tenido que pasar más de 30 años para darme cuenta de la verdad: soy un bicho raro.
Me refiero sobretodo a mis gustos, tan disímiles, tan heterogéneos que no parece que
sean de la misma persona. ¿Puede alguien bailar como un loco con Armin Van Buuren y
al otro día deleitarse con una balada de Marcus Miller?




Soy capaz de ver la película más bizarra que te imagines y a la vez me
emociono y lloro (si, lloro y más si no me ve nadie) cada vez que veo "la vida es bella" ó el final de "E.T" entre otras. Qué te cuento si estoy triste y engancho en el cable " la lista de Schindler"uffff, me quedo lagrimeando como un tarado. Buaaaaaaaa!!!!

Bueno, después se me pasa con un poco de canal Venus, obvio.

Y sigue la lista de gustos incompatibles: Los fines de semana cuando salgo tomo alcohol
como la gran mayoría y te diría que más porque tengo un hígado a prueba de balas. Nun-
ca me descompongo, así que le doy bastante a los tragos. Pero en mi casa...no vas a en-
contrar una gota de alcohol ni de casualidad.

Puedo dar mil ejemplos más, pero con esto supongo que los aburro.

Lo único que puedo decir en mi defensa es que en una sola cosa no soy cambiante: en el
sexo siempre pa'delante. Encima me salió un versito...

Etiquetas:

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

Enlaces a esta entrada:

Crear un enlace

<< Página principal